Ejercicio

Cuatro ejercicios para fortalecer el suelo pélvico

El suelo pélvico normalmente se ve afectado en las mujeres ya que después de algún cuarto esta zona del cuerpo se ve ajustadas y es la que corre desde la parte de la vagina, útero y recto. El no tener fortalecido en esta zona puede traer algunas dificultades, por ello te traemos cuatro ejercicios para fortalecerlo.

Por Erizbed Romero

- 14 de Octubre de 2021 - 09:59 hs
Cuatro ejercicios para fortalecer el suelo pélvico

Cuatro ejercicios para fortalecer el suelo pélvico (FREEPIK)

El suelo pélvico es una zona de la cual mucha gente habla y que se ha convertido en algo esencial para la recuperación posparto. Para poder trabajarlo, primero hay que localizarlo. La pelvis está situada en la parte inferior del tronco y está formada por dos huesos coxales, el sacro y el coxis.

El suelo pélvico es el conjunto de facias y músculos que dan soporte a los órganos de la pelvis como la vejiga, útero y recto. Es fundamental para poder contener la orina y las heces así como la función sexual. Si el suelo pélvico está débil no podrá realizar su función pudiendo desarrollar problemas como hernias, incontinencia urinaria, dolor en las relaciones sexuales, prolapsos vaginales, etc.

Puedes leer: Cómo bailar el twerking y cuáles son sus beneficios

Éstas zonas se debilitan normalmente después de uno o varios partos, aunque también por la edad puede verse afectado así como la falta de ejercicio. Por ello es importante ejercitarlo en casa y te daremos cuatro ejercicios que sean fáciles y que se pueden llevar a cabo en poco tiempo para poder fortalecer el suelo pélvico.

Localiza en el suelo pélvico y el transverso abdominal. Para este ejercicio necesitas acostarte boca arriba, con los temas flexionadas. De este modo el trabajo será más fácil por la poca acción de gravedad sobre la zona. Inhala abriendo las costillas y muy suavemente, al exhalar lleva el ombligo hacia dentro como si lo quisieras juntar con la espalda y a la vez contrae el suelo pélvico tirando de él hacia arriba como si te fueras a cerrar una cremallera.

En una silla. Éste es un ejercicio parecido al anterior pero vas a incluir un poco la acción de la gravedad, con este se comprobará que la acción de meter el ombligo y tirar el suelo pélvico hacia arriba es un poco más complicado.

En cuadrupedia. Te pondrás en posición cuatro pero poniendo las muñecas alineadas con los hombres y las rodillas con las caderas. Una vez localizado el suelo pélvico a nivel vaginal también hay que contraerlo desde la zona de lana y tirar de los dos juntos hacia la barbilla como si quisieras juntar las dos zonas.

El asensor. En la posición que decías respira igual que las anteriores y al exhalar en cada repetición la intensidad de la contracción será mayor, hasta llegar a ocho repeticiones. Luego baja la intensidad para volver a subir el ritmo.

Puedes leer: Cómo bajar 10 kilos en una semana sin dieta y ejercicio

Éstos ejercicios los puedes realizar haciendo ocho repeticiones y descansando 30 segundos entre cada serie, puedes hacer un total de tres series. Son ejercicios básicos que se pueden hacer todos los días. Si tienes algún problema con el suelo pélvico es mejor que acudas al médico antes de realizar estos ejercicios o si cuando lo estés haciendo sientes algún dolor.

Foto: Pexels
Síguenos en

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre ejercicios, nutrición, deportes y vida fitness.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Ejercicio