Ejercicio

Hidratación en el entrenamiento. Piensa cómo bebes agua

Muchas veces estamos preocupados por la cantidad de agua que debemos consumir, sin embargo, el momento en que bebemos agua también es importante.

Por erizbed romero

-

Hidratación en el entrenamiento. Piensa cómo bebes agua (Pexels)

El 65% de nuestro cuerpo es agua y es utilizada como elemento fundamental de muchas procesos. Sin embargo, no todos estamos expuestos a las mismas temperaturas, ni comemos igual, ni retenemos líquidos de la misma manera, ni hacemos la misma cantidad y tipo de ejercicio. 

¿Cómo y cuando bebe un atleta de élite? 

Sin duda alguna los atletas de élite kenianos son de los mejores cuando se trata de carreras de largas y especialmente de maratones. De acuerdo con un estudio, estos atletas siguen una hidratación conocida como ad libitum, que no es otra cosa que beber agua cuando el cuerpo lo pide. Además de una hidratación, estos atletas llevan una dieta compuesta por alimentos poco o nada procesados, mucha verdura y ocasionalmente, un vaso de leche entera. 

Si llevas una alimentación correcta, necesitarás beber menos agua o al menos tu cuerpo te pedirá beber menos. Por lo que la manera en la que comemos también influye en la hidratación.  

El cuerpo tiene la capacidad de saber que tipo de bebida necesitamos de forma intuitiva. Las papilas gustativas tienen la capacidad de enviar mensajes sobre cuanta sal ingerir y cúanta agua se necesita. 

Puedo beber mucha agua

Si bebemos mucha agua es de alarmarse, pero por eso tienes que entender que no es recomendable que nos forcemos a beber un río entero de agua solo porque hidratarse es bueno. 

Nuestro cuerpo necesita un equilibrio entre agua y sales que se ve reflejado en los niveles de sodio que tiene que ver con nuestra sangre, cuyo rango normal es de 135 a 145 miliequivalentes por litro. Si alteras este número con una ingesta exhesiva de agua y los niveles de sodio bajan por debajo de los 135 puedes sufrir una hiponatremia cuyas consecuencias pueden ir de un ligero dolor de cabeza y mareo, hasta un coma. 

Este problema viene de tiempo es por eso que las bebidas deportivas tienen un porcetaje de sal para evitar esa descompensación. Cuando recuperas electrolitos se hace referencia al sodio que se pierde al sudar y la necesidad de mantener el equilibrio de agua-sal en nuestro cuerpo. 

Es por eso que si quieres tener una buena hidratación durante el entrenamiento, bebe agua solo cuando tengas sed y hazlo tanto como quieras. Mientras que si estas realizando un entrenamiento de larga duración, recuerda que también hay que reponer sales.  

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre ejercicios, nutrición, deportes y vida fitness.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Ejercicio