Lifestyle

La mantequilla de maní te ayuda a perder peso, pero sin estos errores

La mantequilla de maní es un excelente alimento para saciar el hambre y además aporta grasas buenas, lo que hace que se pueda bajar de peso. Pero es probable que se estén cometiendo ciertos errores con ella y que pueden hacer que la baja de peso no sea posible.

Por Erizbed Romero

-
La mantequilla de maní te ayuda a perder peso, pero sin estos errores

La mantequilla de maní te ayuda a perder peso, pero sin estos errores (Unsplash)

La mantequilla de maní es un alimento que muchos recomiendan para consumir en un sandwich, con avena en un rico pan. Pero sin importar como te guste, esta no interferira en tu objetivo de perder peso, más bien todo lo contrario.

Agregar mantequilla de maní a su dieta puede ayudarlo a mantener a raya el aumento de peso, según un estudio en el European Journal of Nutrition. Los investigadores observaron que las personas que consumian mantequilla de maní con regularidad aumentaron menos de peso durante un período de cinco años en comparación con sus contrapartes, además de algunos perdieron peso.

Otro estudio demostró que quieren comen mantequilla de maní consumen mucha fibra, por lo que ayuda a reducir peso. Los cacahuetes también están llenos de grasas y proteínas saludables, otros dos nutrientes que te llenarán y deberían mantenerte lleno en tu próxima comida.

Pero algunas veces se pueden cometer errores en el consumo de este producto que puede hacer que en vez de perder peso lo subas. Si tu objetivo es perder peso, deberás tener en cuenta las siguientes errores que son comunes a la hora de consumir la mantequilla de maní.

  1. Estas comprando mantequilla con sal agregada. El mayor consumo de sal que realizamos se obtiene de alimentos procesados. Aunque la mantequilla de maní apenas se procesa debes checar en la etiqueta que no tenga sal agregada. Aunque la sal no tiene calorías, el consumo excesivo de esta puede empezar a retener líquidos en el cuerpo y generar hinchazón.
  2. Consumes mantequilla de maní reducida en grasa. Esta opción puede parecer saludable pero este no es el caso. La mantequilla de maní por si sola no puede quemar grasa, pero los cacahuetes están repletos de grasas insaturadas saludables, que son saciantes, saludables para el corazón y antiinflamatorias.
  3. Te lo estás comiendo directamente del frasco. Una porción de 2 cucharadas de mantequilla de maní regular, que es perfecta para un sándwich, o abundante cuando se extiende en rodajas de manzana o se vierte en un batido, proporciona 191 calorías. Lo ideal es combinarla porque si lo tomas directamente del frasco habrás obtenido el mismo número de carlorías que en una comida.
  4. Siempre comes mantequilla de maní con mermelada y chocolate. Lo últimos dos productos aportan azúcar agregada. Si consume demasiada azúcar agregada, puede provocar un aumento de peso no deseado y aumentar el riesgo de obesidad.

Si quieres equilibrar de manera correcta la mantequilla de maní puedes hacerlo con salsa de soja, jugo de limón y jengibre fresco. También puedes batir la mantequilla de maní con el yogur y agregarlo a tu fruta. O lo puedes untar a un pan tostado.

Foto: Unsplash

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre ejercicios, nutrición, deportes y vida fitness.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Lifestyle